"Todos moriremos. El objetivo de la vida no es vivir para siempre sino crear algo que sí lo haga."

Mujer, musa etérea

Son y serán siempre la eternas musas de la vida.
Mujer, único ser sobre la tierra que no necesita de armadura para luchar ni de espada para conquistar. Pues basta solamente ver en ella esa luz que las caracteriza para que uno quede intrigado en saber, que es lo que misterios guarda dentro.
Existe una variedad de mujeres, desde las que manifiestan abiertamente su esencia, hasta las que prefieren guardar para sí misma sus secretos. Secretos que parece ser el lenguaje que tienen una con otra inconscientemente. Razón notable debe ser el hecho de que maduren a más temprana edad que los del sexo opuesto. Eso las hace aún más interesantes, como lo dijo en la siguiente cita la gran Chavela Vargas:
"Las mujeres con pasado y los hombres con futuro son las personas más interesantes".
Nunca será aburrida la velada con una mujer madura, sumada ya a su natural experiencia, tendrá siempre algo que contar y más aún si su compañero bordea aún por las edades tempranas de la vida.

Pero esto no quita mérito a la mujer joven, si bien su inexperiencia la puede llevar a volar por caminos superficiales, tendrá siempre un natural encanto inocente sobre el tema que decida hablar.

Ya lo dice el sabio Salomón en su libro de la biblia. Cantár de Cantares:
“¿Quién es esta que se levanta como la aurora, hermosa cual la luna, resplandeciente como el sol…?” “Aparta ya de mí tus ojos, que me fascinan…”
Pero que es lo que este enigmático ser guarda tras sí que grandes emperadores, imbatibles en batalla quedaron sucumbidos en la derrota ante ellas.

Es esa etérea (1- No concreto, poco determinado, vago. 2-Del cielo o perteneciente a él.) naturaleza que misteriosamente las rodea, ese aura que emanan sin ser conscientes de ello, hace que la razón rompa el trato hermético que el hombre cree tener con las emociones y sentimientos. No hay marcha atrás, un hombre enamorado, es un hombre irremediablemente perdido en la telaraña de la mujer que cuidadosamente algunas tejen. Pero eso no es algo de extrañar. Si bien los hombres tienen ventaja sobre ella en el aspecto físico, sucede lo contrario en el aspecto emocional.

De grandes hombres fue la tierra testigo en su lar, y detrás de cada hombre hubo una gran mujer. Verdad que quizá cambie con el transcurrir de los años, ya que las mujeres, impedidas por costumbres machistas de antaño no pudieron estar a la par con su antítesis de género. Ahora, proclaman con más auge y con acciones, su libertad y confirman su natural ventaja sobre los hombres: su pragmática visión.

Etérea naturaleza que hizo de musa de muchos poetas, escritores e innumerables canciones.
Fueron, son y serán la eterna inspiración que generaciones vieron y verán por siempre.

Daniel Isaac.