"Todos moriremos. El objetivo de la vida no es vivir para siempre sino crear algo que sí lo haga."

La interdimensionalidad del amor en la ciencia


Cuando era niño, soñaba con viajar a las estrellas y mirar de cerca la inmensa tormenta (del tamaño de la tierra) de Júpiter. Tocar los anillos de Saturno que veía en fotos de una enciclopedia.  Y a medida que íba creciendo, me fascinó la idea de saber que hay dentro de un agujero negro o ver una supernova de 'cerca'. Saber si realmente existen los agujeros de gusano y si es así, atravesar una. Todos estas joyas que seguramente fascino alguna vez a todos de niño.
Y ahora, años después me encuentro con esta joya en el cine para recordarme sobre lo que un día fui y hacerme pensar en qué me pasó. Pero ese es otro tema.

Luego de mucho tiempo pude ver hoy una película que me impactó tanto que hizo de excusa para hacer esta entrada. Me refiero a Interstellar y he aquí algunas cosas que saqué del mismo.

En la película se plantea el viaje intergaláctico (viaje de una galaxia a otra) a través de agujeros de gusano. Y toca también el concepto de que existen dimensiones superiores a las de tres. Y algo más (y lo que más resalto) la trascendencia del amor en todas las dimensiones.

Relaciono esto con Dios inevitablemente porque en algún párrafo de la biblia leí que Dios es amor. Y al ser el Dios omnipresente (que está presente en todas partes) me recordó al concepto que se tiene del Dios de Jacob y que tiene mucho sentido.
El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. (1 Juan 4:8 )
En la biblia se plantea que Dios todo lo ve, que Dios todo lo sabe, que Dios esta en todas partes. Y al ser Dios Amor. El Amor todo lo ve, el Amor todo lo sabe, El amor esta en todas partes.

Entonces: "El amor es la única fuerza que trasciende las dimensiones del espacio y del tiempo", frase que comenta Amelie Brand (Anne Hathaway) en la película Interstellar  tiene sentido

Quizá entender a Dios con la lógica y la razón no sea posible. Puesto que él (Dios) no se presenta por la puerta de la razón, sino por la del corazón. Pero entender que la omnipresencia del amor, algo que trasciende dimensiones; explica muy bien la coexistencia de Dios y la ciencia.

Hoy en día existen varias teorías que intentan unificar en una sola teoría (Teoría del todo) todos los fenómenos físicos conocidos. ¿Y cuál es la importancia de unificarlo todo?

Aquí cito a Pierre-Simon Laplace.
Se podría concebir un intelecto que en cualquier momento dado conociera todas las fuerzas que animan la naturaleza y las posiciones de los seres que la componen; si este intelecto fuera lo suficientemente vasto como para someter los datos a análisis, podría condensar en una simple fórmula el movimiento de los grandes cuerpos del universo y del átomo más ligero; para tal intelecto nada podría ser incierto y el futuro así como el pasado estarían frente a sus ojos.
Con dicha ecuación se podría entender TODO. Desde las partículas más pequeñas hasta las galaxias. Serían explicadas todas las grandes preguntas que el hombre siempre se ha azotado (Origen del universo, viajes en el tiempo y similares). De ahí su importancia. Y ahí es donde entra el amor en la película. Dándole el verdadero valor que realmente tiene.

Solo debo añadir que disfruté a pleno el ver esta película y la recomiendo. Y si me permiten sugerirles algo: Sería que pidan unas clases básicas a algún amigo sobre conceptos relacionados con agujeros negros, singularidad, dimensiones y similares antes de ver la película. Así lee será más fácil entenderlo y el disfrute del mismo será mejor.

Hasta una próxima entrada.

- Daniel Isaac.